Sevilla, la capital de Andalucía es una ciudad vibrante y llena de historia, arte, cultura y deliciosa comida. En dos días, tendrás la oportunidad de experimentar la esencia de Sevilla, paseando por sus calles empedradas, admirando su impresionante arquitectura, explorando sus museos y saboreando su deliciosa gastronomía.

Día 1:

  • Comienza el día visitando la Catedral de Sevilla, una de las catedrales góticas más grandes del mundo, donde también podrás ver la famosa Giralda, el campanario de la catedral.
  • Después, dirígete al Real Alcázar de Sevilla, un impresionante palacio de estilo mudéjar con hermosos jardines.
  • Por la tarde, puedes dar un paseo por el barrio de Santa Cruz, un pintoresco barrio con estrechas calles empedradas, hermosas plazas y patios llenos de flores.
  • Finalmente, puedes terminar el día disfrutando de una cena en un bar de tapas local en el centro histórico de la ciudad.

Día 2:

  • Comienza el segundo día visitando la Plaza de España, una impresionante plaza construida para la Exposición Iberoamericana de 1929, donde podrás dar un paseo en bote por el canal.
  • Luego, dirígete al barrio de Triana, ubicado al otro lado del río Guadalquivir, conocido por su ambiente bohemio, sus cerámicas y sus bares de tapas.
  • Por la tarde, puedes visitar el Metropol Parasol, una estructura moderna en forma de setas gigantes que ofrece vistas panorámicas de la ciudad, en la antigua Plaza de la Encarnación.
  • Finalmente, puedes terminar el día disfrutando de un espectáculo de flamenco en un tablao local.

Clima en Sevilla

Sevilla tiene un clima mediterráneo típico, con veranos calurosos y secos e inviernos suaves y húmedos. La temperatura media en verano es de alrededor de 35 grados Celsius, y en invierno la temperatura media es de alrededor de 15 grados Celsius. Los meses más lluviosos son noviembre y diciembre, mientras que julio y agosto son los más secos. Si planeas visitar Sevilla durante el verano, es importante llevar ropa ligera y protegerte del sol, ya que las temperaturas pueden ser bastante altas durante el día. En invierno, la ropa de abrigo es recomendable, especialmente durante las noches, ya que las temperaturas pueden bajar. En general, Sevilla es una ciudad agradable para visitar durante todo el año, pero cada temporada tiene sus pros y sus contras, por lo que debes planificar tu viaje en consecuencia.

¡Espero que estas sugerencias te hayan sido útiles para planear tu visita a Sevilla!

¿Tienes unos dias extra para visitar otra imprescindible ciudad en Andalucía?